DIETAS CETOGÉNICAS:

La dieta cetogénica es aquella que genera la producción de cuerpos cetónicos en el organismo. Los cuerpos cetónicos son compuestos que se producen por el metabolismo de los ácidos grasos. Esta situación se produce debido al ayuno o a la disminución del consumo de hidratos de carbono.

En este tipo de dietas pueden restringirse el total de calorías que se ingieren o pueden restringirse los glúcidos (en esta segunda opción se ingieren proteínas y grasas).

Las dietas bajas en calorías son una opción para adegazar, debiéndose por lo general reducirlas a menos de 1.000 calorías por día.

Dentro de las dietas que restringen los carbohidratos tenemos las hiperproteicas y las altas en grasas. Las dietas hiperproteicas son aquellas en las que predomina el consumo de proteínas, son muy usadas para combatir la obesidad. Las dietas más ricas en grasas son utilizadas en el tratamiento de algunas patologías.

Las dietas cetogénicas son sumamente efectivas para lograr la reducción de peso, aunque es recomendable realizarlas bajo control médico.

Parece una tontería lo de “adelgazar comiendo grasas”, pero ingiriendo grasas y disminuyendo los hidratos de carbono, se puede bajar de peso y combatir la obesidad bastante rápido.

En general para comenzar una dieta cetogénica se siguen las siguientes pautas:

Se puede comer:

Carnes vacuna, de pollo, de pescado y cualquier otro tipo de carnes. Pueden comerse las mismas en forma ilimitada (no milanesas por los hidratos de carbono del pan).
Fiambres y queso en forma ilimitada, huevos, mayonesa, mostaza, salsa golf, aceite, vinagre, pimienta, limón.
Té, café, mate sin azúcar en cantidad ilimitada, pudiendo usarse edulcorante. Jugos que no contengan nada de azucar ni glucosa ni otro hidrato de carbono, en cantidad ilimitada.
Se pueden consumir algunas verduras que contienen hidratos de carbono en forma de fibra: acelga, espinaca, lechuga y achicoria.
Se pueden agregar algunos alimentos en poca cantidad: por ejemplo un yoghurt sin azúcar por día, 1 tomate chico por día, etc.
Se deben tomar 2 litros de agua por día como mínimo.

No se puede comer:

Azúcar, harinas (pan, todo tipo de pastas, tortas, galletas, etc.), arroz, polenta, frutas, bebidas alcohólicas, leche entera o descremada, milanesas (para evitar el pan), ninguna otra clase de hidratos de carbono.

Conclusiones:

En general, para la persona que solamente quiere bajar de peso, sin importarle si pierde volumen muscular, es suficiente con restringir los hidratos de carbono, manteniendo un cierto nivel de proteínas y grasas.

Para el fisicoculturista que ha obtenido volumen muscular durante los meses anteriores, es conveniente hacer los cambios en la dieta en forma gradual, manteniendo un consumo de grasas alto y de proteínas muy alto para no perder dicho volumen. Además puede ingerise una cierta cantidad de hidratos de carbono complejos antes del entrenamiento en el gimnasio y algo de hidratos de carbono simples después de entrenar.

Entre los efectos indeseables de la dieta encontramos el estado de debilidad que suele presentarse alrededor del segundo día de dieta por la disminución de la glucosa circulante en el torrente sanguíneo.

Pueden potenciarse los efectos de cualquier dieta utilizando quemadores de grasa.

Las dietas cetogénicas son un método muy efectivo para adelgazar, siendo recomendable realizarlas bajo controles médicos.

This entry was posted in bajar de peso, dietas cetogénicas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to DIETAS CETOGÉNICAS:

  1. I am an student and i am willing to write some part of this post to my university blog,can i do so.Also just require your permit just mail me if you are happy about it. i believe this post will be helpful for the info i am wanting to publish.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>